7 feb. 2007

XXII Maratón Ciudad de Sevilla

*Publicado en Runner's World
SALIÓ EL SOL


Esta vez sí, a pesar de los negros pronósticos que volvían a garantizar lluvias torrenciales, viento y frío, salió el sol y acompañó el buen tiempo en el XXII Maratón Ciudad de Sevilla. Por quinto año consecutivo ganó un keniano, Cristoph Kipkoech (2 h 19:12). Avisa que se ha enamorado del trazado y volverá para intentar bajar de dos horas diez. Tina María Ramos repitió su triunfo de 2001 y 2002 gracias, en parte, a la retirada de María Abel en el kilómetro 32. Un maratón sobresaliente.
El sábado previo al XXII Maratón Ciudad de Sevilla muchos de los casi 3.000 inscritos (récord de la prueba) se plantearon si merecía la pena volver a correr 42.195 metros bajo el diluvio otro año, porque los que repetían lo habían pasado demasiado mal como para olvidar lo de 2005. Las predicciones daban mucha agua, frío y viento. Pero salió el sol, no cayó ni una gota. Eso sí, la humedad era muy alta y en algunos puntos críticos del recorrido pegaba fuerte el viento, allá donde el fatídico muro se levanta por La Palmera y la ronda de Triana. Pero la moral de todos estaba por las nubes.
Kipkoech y Kypiego, dos viejos amigos, compañeros de trabajo (entrenan juntos), y residentes en Kenia, manejaron la carrera a su antojo de principio a fin. Un ruso (Alexander Boljovitin) y un etíope (Fidaku Bekele) les acompañaron hasta el kilómetro 33. Lo de Boljovitin y su forma de correr era angustioso, parecía agonizar en cada zancada, aunque aguantó el tipo como pudo. Al lado de los africanos parecía Gravesen junto a Zidane en el centro del campo del Madrid.
La clase la pusieron los kenianos. “A veces uno de los dos se levanta antes que el otro para entrenar más y poder ganarle, somos amigos pero tenemos nuestra propia competencia”, aseguró en meta el segundón Kypiego, que tal vez durmió más que el vencedor Kipkoech los meses antes de la prueba. La media maratón la cubrieron los cuatro en una discreta hora y diez minutos, tal vez la humedad les frenó. Llegó el muro y el grupo ruso-africano se desintegró. Sólo quedaron los kenianos, como si se tratara de un entrenamiento más, uno de tantos rodajes que habían hecho en pareja antes de la cita, durante tantos años. Pero Kipkoech a la altura de la Catedral, a la espalda de la Giralda (km 35), dejó tirado a su colega de fatigas y corrió a su ritmo hasta la meta en las pistas del estadio de La Cartuja, con un tiempo final de 2h 19:12. Terminó bastante sobrado y ‘subido’. “El año que viene quiero volver para hacer 2h 10 y bajar el récord de la prueba –en poder de José Ramón Rey–, ya que la experiencia ha sido muy buena y el circuito es perfecto. Hizo frío, pero menos mal que no llovió”, aseguró el vencedor, que venía avalado por su experiencia en los maratones de Boston y Berlín. Fidaku Bekele fue tercero con 2h 21:42.
La carrera entre las mujeres estuvo menos competida. La favorita era la gallega María Abel, la maratoniana más experta del asfalto patrio, que llegó mentalizada para lograr mínima para el Europeo, o al menos para hacer la mejor marca posible, pero se retiró sin fuelle en el km 32 (hizo 1:15 en la media maratón). Fuera de carrera, dejó vía libre para que la pacense más querida en Sevilla, Tina María Ramos, se llevara la victoria con facilidad con un crono de 2h 40:20. Recuperó su cetro tras cuatro años (ya ganó en 2001 y 2002), aunque ahora con peor marca. La británica Michaela McCallum (2h 42) y la húngara Katalin Farkaf (2 h 44), segunda y tercera respectivamente, no fueron rivales para la española.
Impresionante fue lo de otro atleta adorado a orillas del Guadalquivir. El catalán Roger Puigbó volvió a ganar (¡por sexta vez!), con 1h 37:06 en silla de ruedas, mejorando en 21 minutos su registro de 2005 y estableciendo el récord de la prueba.

GRAN PARTICIPACIÓN POPULAR EXTRANJERA
Uno de los puntos interesantes de este maratón es la proyección internacional que está alcanzando entre los populares, y es por donde más puede crecer en el futuro. Las bondades de su circuito, bastante llano y bonito, y el atractivo turístico de la ciudad han calado hondo entre la parroquia atlética, sobre todo por internet. Hubo 287 corredores extranjeros de 34 nacionalidades diferentes. Destacó la participación de 44 británicos, 39 portugueses, 29 italianos, 29 franceses, 21 suecos y 18 alemanes, aunque también corrieron egipcios, mexicanos, turcos, colombianos, brasileños, holandeses…

TÚNEL TÉRMICO
El Instituto Municipal de deportes de Sevilla se tomó en serio el susto de la edición anterior y colocó en la entrada a meta un túnel térmico para evitar los 365 casos de hipotermia de 2005. La medida le pareció exagerada a algunos medios de comunicación nacionales, inconscientes de lo que se vivió entonces. En otros aspectos, el maratón estuvo perfectamente organizado y coordinado (desde los voluntarios a los servicios médicos y de seguridad, hasta la bolsa del corredor, la feria, la comida de hidratos, los avituallamientos…) Para quitarse el sombrero. Los populares hispalenses esperan que tanto esfuerzo se aplique también al resto de carreras municipales del circuito sevillano, que sí son mejorables.

SALIDA DESDE EL OLÍMPICO
Una de las novedades fue la salida desde el interior del propio estadio de La Cartuja, partiendo desde el tartán. Si bien se gana en comodidad para corredores y público (tienen al lado los vestuarios, no se pasa tanto frío), muchos atletas perdieron varios minutos de su marca en el ‘embudo’ que se produjo en el primer kilómetro. Habrá que darle una vuelta de tuerca más a esta idea para perfeccionarla en próximas ediciones. Lo de la meta en el estadio es impresionante.

DE LA OSSA Y LAS ESTRELLAS
Tal vez la ausencia de grandes nombres o estrellas del maratón sean los puntos flacos de este maratón. Aunque sí se pudo disfrutar de la presencia de Juan Carlos de La Ossa en algunos kilómetros haciendo de liebre, se echan de menos más nombres ilustres, la llegada de algún ‘galáctico’ que dé más repercusión a la prueba. Por pedir, que no quede. El ‘Risitas’ volvió a repetir su experiencia del año pasado y acudió para animar a los maratonianos. Si se corriera en otra fecha más primaveral también habría más público –y posiblemente más corredores–, aunque este es otro tema más complicado.

XXII Maratón Ciudad de Sevilla. 26 de febrero de 2006.
INSCRITOS: 2.934. SALIERON: 2.448. LLEGARON 2.416.

POR: Dani Quintero

HISTÓRICO
2005: 2:22:14 1 H. 11:30 SEREM NOHA KIPLAGAT (KEN)
2004: 2:11:13 1H 05:48 LEBO KIPRONOH NELSON (KEN)
2003: 2:17:24 1H 08:54 MUTISYA ONESMUS (KEN)
2002: 2:16:22 1H 08:17 MUSYOKI WILLIAM (KEN)
2001: 2:10:49 1H 05:26 REY RODRÍGUEZ JOSÉ RAMÓN (ESP)

CLASIFICACIONES
10 PRIMEROS HOMBRES
1 CRISTOPH KIPKOECH RUTTO KENIA 2:19:12
2 LEONARD KIPYEGO KIPHOECH KENIA 2:20:47
3 FIKADU BEKELE MARGHISA ETIOPIA 2:21:42
4 ALEXANDER BOLKHOVITIN RUSIA 2:23:32
5 JUAN FRANCISCO CANO GARCIA ESPAÑA 2:26:49
6 FRANCISCO JOSE SANCHEZ RAMIREZ ESPAÑA 2:28:38
7 MOUMOU EL HADI MARRUECOS 2:31:09
8 RICARD VERGE BERRAR ESPAÑA 2:31:14
9 JAVIER CASTAÑO HISPAN ESPAÑA 2:32:46
10 JAUME GARCIA SOLER ESPAÑA 2:35:23

10 PRIMERAS MUJERES
1 TINA MARIA RAMOS ESPAÑA 2:40:20
2 MICHAELA MCCALLUM GRAN BRETAÑA 2:42:44
3 KATALIN FARKAS HUNGRÍA 2:44:51
4 OXANA KHOKHOLOVA RUSIA 2:48:18
5 ROSA MARIA MACARRO ESCOBAR ESPAÑA 3:15:52
6 BLANCA TRENAS HINOJOSA ESPAÑA 3:18:43
7 DOLORES DEL MORAL JIMENEZ ESPAÑA 3:18:58
8 ARACELI MONTIEL FERNANDEZ ESPAÑA 3:19:31
9 STEFANIE WALTER-SPIRGI ALEMANIA 3:21:41
10 NATIVIDAD QUINTO ZAPLANA ESPAÑA 3:26:35

www.imd.sevilla.org
(más info y clasificaciones)

No hay comentarios:

Publicar un comentario