20 mar. 2007

El primer sevillano en probar la Playstation 3

20 de marzo de 2007. Presentación oficial de la Playstation 3 para los medios de comunicación sevillanos. A eso de las 12:30, más o menos, la jefa de prensa del producto ofrece el mando inalámbrico para que alguno de los presentes pruebe por primera vez la máquina. Y ahí estaba un servidor. He sido el más rápido, por una vez, me he puesto de pie, delante de un Bravia de no-sé-cuantas pulgadas, y he jugado al Motostorm. He sido el primer sevillano en probar la consola. No es que sea nada del otro mundo, podría haber sido el primer sevillano en pisar la luna, o en batir el récord del mundo de maratón. Pero no. He sido el primero en probar la consola de última generación de Sony. Algo es algo. Además, el momento ha sido inmortalizado por algunos fotógrafos locales (espero conseguir la histórica instantánea).

Y aquí están mis primeras impresiones, a modo de, también, históricas declaraciones.
"Prefiero la Wii, de Nintendo". Ea.
Ahora más en serio, la Playstation 3 es un "bicho" con disco duro de 60 GB, que sirve para jugar a los más espectaculares videojuegos, disfrutar de pelis y contenidos multimedia en el novedoso, costoso y de altísima resolución y calidad de Blu-ray, y conectarse a Internet.

Los discos Blu-ray son como los DVD's pero con muchísima más calidad (se nota en los detalles de las animaciones y en la calidad de los gráficos, pero muy mucho). Asimismo, tienen, de momento, una capacidad de 25 GB. Aunque luego vendrán otros con más memoria.

El mando inalámbrico-bluetooth es muy interesante, no tanto como el de la Wii, pero muy interesante. Tiene tecnología Sizzler para controlar hasta seis movimientos, con el que se puede simular, por ejemplo, los movimientos de un volante. Está muy logrado, al menos para controlar los dos juegos de motor que hemos tenido el placer de disfrutar: el mencionado Motorstorm y el de Fórmula 1 de Alonso. Otro aspecto interesante es que los botones traseros son graduales, que según se presionen más o menos se acelera el coche más o menos... Interesante.

Bueno, no es un gran paso para Sevilla, ni para mí, pero soy el primero en algo. ¡Entonces también soy el primero en probarlo en Andalucía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario