31 ene. 2013

A ese que corre con la camiseta de Brasil…

Sirva este post como homenaje, bien merecido, a ese tipo que siempre va a correr las carreras populares con una camiseta de Brasil, a veces con botas de fútbol sala, y que siempre me adelantaba a mitad de carrera… 

-       “¡Hijo puta, que me va a ganar otra vez!”

He avanzado bastante en mi nivel de corredor popular, pero hasta hace bien poco este señor no había desaparecido de mis carreras, ya que me movía en la mitad del pelotón runner. Ya no me gana, pero sigue presente en mis pesadillas… Y sé que es cuestión de tiempo, volveré a verle la espalda, tarde o temprano, un domingo cualquiera...

Ni siquiera era el mismo en todas las carreras. Da igual en la prueba en la que estés, en Sevilla, en un pueblo de la provincia, en Albacete o en Austria (sí, allí también hay un chaval de 19-23 años que corre con la verdeamarelha. Me ganó en Kufstein, en los Alpes en la frontera alemana, en un 5km solidario. Ahí nació este post).

Si era un ochomil te pegaba el hachazo allá sobre el kilómetro cuatro, cuatro y pico. Si era un diez mil bien medido pasaba por tu derecha sin mirarte sobre el seis, como el que no quiere la cosa… con fasilidad

Recuerdo agonizar subiendo una cuesta con la vista fija en un dorsal “10” bajo el nombre de Ronaldinho, o intentar aferrarme a un ritmo constante detrás de una camiseta Nike que lució Ronaldo en el Mundial de Francia. Da igual. Él, ellos, siempre estaban allí, para destrozar mi ego runner por unos minutos. Afortunadamente el mal rato no duraba mucho.

¿Para qué entreno tanto entre semana si luego viene un chaval que sin entrenar, sin estar mega equipado, sin gps ni tonterías, me curra siempre? ¿Por qué no tiro todas las camisetas técnicas, medilast, calzonas paqueteras y me compro la elástica de la Canarinha y todo será más fácil?

Ni siquiera me veía digno para correr con una camiseta futbolera de Brasil. Sabía que otro de amarillo me adelantaría… Eso es fatalismo.

Con perspectiva ahora veo que todo ese sacrificio ha dado resultados. En mis carreras ya por debajo de los 4’ el kilómetro sólo hay corredores con piernas depiladas, equipados como “Dios manda”, de esos que hacen series, fartleks, pesas, entrenamientos cruzados incluso...

Pero sé que el corredor anónimo con la camiseta de Brasil sigue ahí. Dispuesto a adelantarme en el avituallamiento cuando baje la guardia, a lo Abel Antón con Martín Fiz en el Mundial. Sé que espera a que me lesione o a que me aburra de correr una temporada para venir a comerme la moral.

Todos somos Gacelas Thomson en un mundo en el que un León con camiseta de la selección de Brasil está agazapado para atacar. Es cuestión de ritmos. Siempre hay un chaval futbolero con mejores condiciones físicas… Pero de momento no. En un rato me voy a hacer miles recuperando 90”. Ese es el antídoto.

Correr la San Silvestre de Sao Paulo debe ser la muerte a pellizcos.

AÑADIDO EL 28 DE ABRIL DE 2014.


Este triatleta del me ganó el domingo en el 57 :-)    

Siempre me gana corriendo uno con la camiseta Brasil, y ahora en un triatlón uno con la del Betis :-)
Este señor me ganó en el Ican Triathlon Málaga 57 2014 por poco, pero me ganó!!!

Foto © de ellocoquecorre.com 



2 comentarios: